¿Por qué es importante la meteorología?

Más allá de determinar si va a llover, nevar o saldrá el sol, la meteorología tiene una importancia vital como ciencia. Su relevancia ha crecido en los últimos años debido a las alteraciones a largo plazo de las temperaturas, patrones de lluvias y sequías, ciclo solar y otros fenómenos relacionados con el cambio climático

Las variaciones físicas en la atmósfera, que ocurren en todas las escalas espaciales y temporales, tienen impactos significativos para muchas actividades de la gran familia humana. Por ello, la historia de la meteorología se remonta a los comienzos de la humanidad y los intentos por comprender el tiempo atmosférico y predecirlo, han quedado registrados entre los primeros testimonios escritos.

El estudio de los fenómenos atmosféricos permite la adaptación a los riesgos del clima y sus consecuencias; la protección de las personas, hogares, medios de subsistencia, empresas, infraestructuras y ecosistemas. Los sistemas de alerta temprana de desastres naturales, por ejemplo, salvan vidas y bienes materiales.

¿Qué es la meteorología y de qué se ocupa?

Específicamente, la meteorología es la ciencia que estudia los fenómenos que ocurren en la atmósfera de la Tierra y sus consecuencias. Además del pronóstico del tiempo, tarea que más suele asociarse con esta rama de la física, se ocupa de una gran diversidad de aspectos entre ellos, las alertas estratégicas del estado del tiempo y del clima (temperaturas, precipitaciones, la humedad, el viento, etc.).

También estudia los fenómenos diferenciados por sus escalas de tiempo. Estos pueden ser de muy corta duración, como la formación de torbellinos de diversos tamaños o la ocurrencia de rayos. Entre minutos y horas, por ejemplo, analiza la formación de las nubes o el desarrollo de tormentas severas. En la escala de los días, observa el desarrollo de frentes y fenómenos que posibilitan la caracterización de las condiciones de «tiempo» atmosférico en un lugar. Mientras que, en una escala de tiempo mayor, investiga la variabilidad atmosférica intraestacional e interanual.

Desde el punto de vista espacial, la meteorología se ocupa de analizar fenómenos a pequeña escala como el intercambio de vapor de agua entre las plantas y la atmósfera, que ocurre a nivel de las estomas de las hojas y plantas como un todo. A una escala espacial de cientos de metros o kilómetros, evalúa el riesgo de heladas o de disponibilidad de energía eólica.

Por otro lado, se ocupa de la observación, en una escala hemisférica, de las condiciones meteorológicas anómalas asociadas a fenómenos como El Niño y La Niña, que son perturbaciones en el comportamiento de la atmósfera.

Ramas de la meteorología

  • Meteorología sinóptica. Estudia los frentes fríos, ondas tropicales, masas de aire polar continental, masas de aire tropical, vaguadas, entre otros. Sirven para determinar las condiciones de tiempo atmosférico y su pronóstico a 24 horas.
  • Meteorología dinámica. Evalúa el movimiento de la atmósfera, su interacción con los flujos de energía radiactiva (radiación solar e infrarroja), los procesos termodinámicos que llevan a la formación de las nubes y la generación de la precipitación en cualquiera de sus formas (lluvia, nieve y granizo); así como los intercambios de energía con la superficie (transportes de calor y vapor de agua), las reacciones químicas (formación de la capa de ozono, generación de contaminantes por reacciones fotoquímicas), los fenómenos eléctricos (rayos) y los efectos ópticos (arco iris, espejismos, halos en el Sol y la Luna).
  • Climatología. Rama que estudia la evolución de las condiciones medias de la atmósfera en periodos relativamente largos, incluyendo cambios que ocurren en periodos de décadas o de siglos.

¿Cómo se hace un análisis meteorológico?

Para hacer un análisis meteorológico, se recopila la información mediante las diferentes tecnologías e instrumentos de observación, y se arma una base de datos. Luego, mediante modelos de pronóstico meteorológico se examina la información. Esto permite precisar las condiciones del momento a diferentes niveles de la atmósfera, hasta llegar a la tropopausa. El boletín del pronóstico se elabora a partir de los distintos datos obtenidos y evaluados

En la meteorología, cada fenómeno se presenta de diferente manera, por lo que se analiza en detalle, tanto por separado como cuando interactúa con otro.

Los meteorólogos profesionales disponen de amplitud de herramientas y tecnologías para realizar su trabajo. Destacan entre éstas, las estaciones meteorológicas distribuidas en el mundo y que permiten realizar mapas meteorológicos detallados. A través de los satélites pueden observar lo que está ocurriendo en los lugares donde no hay estaciones, por ejemplo, en el mar. Existen otros medios para obtener información meteorológica, como son los globos meteorológicos y el radar meteorológicos que de igual forman aportan datos valiosos.

El barómetro, termómetro, pluviómetro, higrómetro, anemómetro, piranómetro, son los instrumentos meteorológicos más usados para los estudios que realizan los expertos en esta rama.

¿Por qué es importante?

La mayoría de las actividades humanas se pueden ver afectadas por las condiciones atmosféricas. La meteorología permite procesar información sobre éstas, y generar datos importantes para tomar decisiones a partir de éstos.

Esta data es especialmente significativa para la seguridad e integridad de la población frente a una emergencia o desastre natural. La meteorología contribuye, por ejemplo, a la elaboración de estrategias y planes de mitigación y riesgo ante inundaciones en zonas vulnerables que ocurren como consecuencia de fuertes lluvias, deslaves y hundimientos, evitando pérdidas de vidas humanas y bienes materiales.

La meteorología aeronáutica, por otra parte, es usada para la planificación de las rutas y la prevención de accidentes. En cuanto a la agricultura, contribuye con la programación de siembras de temporal y la ubicación de zonas para la obtención de mejores cosechas.

Esta ciencia además favorece el aprovechamiento óptimo de los recursos naturales, tales como el sol y el viento para generar energía solar y eólica.

Fuente: Haiman El Troudi

Ejemplo de un proyecto desarrollado por Sensor Vital

Servicio de mantenimiento de estaciones hidrológicas y meteorológicas

Sensor Vital se compromete con sus clientes, a asegurar el buen funcionamiento, operatividad, generación y colección de data de buena calidad, en las estaciones automáticas de meteorología, calidad del aire, ruido, vibraciones, geotecnia, piezómetros e hidrometría, cuyas estaciones se encuentran en diferentes áreas de influencia.

El cliente contrató a Sensor Vital para la instalación de estaciones meteorológicas, solicitando en esta ocasión el mantenimiento preventivo de las mismas. Los mantenimientos principales se dieron a equipos como: paneles solares, sensores de velocidad y dirección de viento, sensor de radiación solar, pluviómetro, sensor de temperatura y humedad relativa del aire, entre otros. Adicional se realizó una verificación de los equipos y registros de datos para garantizar el correcto funcionamiento de cada una de las estaciones.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

  • Luego del mantenimiento respectivo, las estaciones meteorológicas se encuentran funcionales y operativas, registrando valores dentro de los rangos y no presentan fallos en el sistema de energía ni en el de transmisión.
  • Se recomienda un mantenimiento preventivo de la estación cada seis meses, y un mantenimiento preventivo interno cada mes, centrándose principalmente en la limpieza de la maleza existente en el sitio, eliminación de polvo o suciedades que afecten al panel solar, de igual forma realizar verificación del cono de captación de lluvia, asegurándose que se encuentre limpio y sin obstrucciones.

En función de la base de datos obtenida, de equipos y necesidades para cada cliente, se establece un ciclo de trabajo, que contendrá frecuencias de intervención en función de estos criterios:

  • La solicitud del cliente en cuanto al protocolo de
  • Los tipos de equipo o tecnología, dado que cada fabricante recomienda, diferentes protocolos y frecuencias de intervención.
  • Las consideraciones de normas de la OMM para equipos de meteorología, ISO, Inamhi, Senamhi, Inacal u otras que apliquen para los distintos equipos.
  • La necesidad de cambios de consumibles y accesorios, en estaciones de Calidad del Aire, Agua y en general en los equipos que así lo requieran.
  • El sitio en el que estén emplazadas las estaciones, puede implicar condiciones más adversas que requieran intervención de mayor frecuencia.

Beneficios que el cliente encuentra en el proyecto:

Los clientes ven como beneficios importantes de entregar esta gestión a SensorVital los siguientes:

  • El cliente puede dedicarse a su core business y a su vez mantener la red operativa, calibrada y con documentación para lograr atender los requerimientos de información de las áreas técnicas, consultores y organismos de control.
  • Sensor Vital con sus técnicos en campo, pueden además realizar actividades de mantenimiento correctivo inmediato.
  • Asegurar la calidad del dato es fundamental para los diferentes usuarios de las redes de información ambiental.
  • Sensor Vital lo integra todo a una sola plataforma que se interconecta con las propias de los proyectos, haciendo más sencilla la gestión de la red.